Archive for Sin categoría

otra postura para dar de mamar…

posicion lactanciaque mejor que ser creativos a la hora de dar de mamar…   bebeamamantado

ciclo de oferta y demanda

ofertaydemanda lactancia materna

Lactancia materna y sexualidad(http://albalactanciamaterna.org)

 

Para  entender el cambio tan grande que supone el parto en la vida sexual de una mujer, conviene tener en cuenta lo que ocurre durante la gestación.

La sexualidad durante el embarazo:

Durante la gestación no existe peligro alguno por mantener una vida sexual activa, excepto en el caso de que la gestante sufra hemorragias o que haya roto la bolsa de las aguas.

El importante aumento de estrógenos y progesterona que se produce durante el embarazo hace que zonas erógenas como los genitales externos y los pechos estén mucho más irrigadas e inervadas y que su tamaño aumente, lo que conduce a un incremento importante de la sensibilidad. Por lo general, se produce un aumento de la libido (deseo sexual) y una mayor facilidad para alcanzar el orgasmo.

Cuando una mujer embarazada se excita, aumenta el volumen de sangre con oxígeno que llega a toda la pelvis. Ello se traduce en una “merienda” extra para el bebé intrauterino, al que también le llegarán buenas sensaciones transmitidas por sustancias químicas transmisoras de placer y endorfinas.

Tener una vida sexual activa durante el embarazo también ayuda a que el cérvix esté más maduro, blando y entreabierto para el parto.

Pero no sólo de hormonas vive la libido, y los expertos coinciden en que el cerebro es el máximo creador o destructor de deseo sexual.

Ello puede explicar que algunas mujeres sufran precisamente un descenso de libido durante el embarazo aunque físicamente todo esté preparado para lo contrario.

En general, aquellas mujeres que viven los cambios en su cuerpo con alegría, que se ven guapas y radiantes en el espejo, suelen tener también una vida sexual más activa durante su gestación. En cambio, aquellas mujeres que no se gustan embarazadas y se ven a si mismas como deformes no viven bien su sexualidad en el embarazo.

Las reacciones de los hombres también son diferentes: a algunos, tanta curva y redondez les dispara la libido. A otros, en cambio, el miedo a dañar a su mujer o al bebé les puede y notan un descenso en su deseo sexual.

Todo cambia cuando nace el bebé:

Pero todo cambia en el posparto, cuando la libido baja hasta cotas insospechadas en la mayoría de mujeres. De hecho, ninguna hembra mamífera se pone en celo durante la lactancia; sus pretendientes lo perciben por el olor y ni se acercan. Las únicas especies mamíferas que mantienen relaciones sexuales durante el periodo de lactancia son los humanos y los canguros. En realidad, este descenso del interés sexual por parte de la hembra es una ventaja evolutiva, una reacción que la naturaleza ha desarrollado para preservar el interés de la madre por su cría recién nacida.

Causas hormonales:

La causa más importante es hormonal. De tener cifras astronómicas de estrógenos y progesterona segregadas por la placenta, tras el alumbramiento nos quedamos a cero de esas hormonas. En cambio, segregamos prolactina, que es una hormona antagonista de las que hacen tener libido y ser fértil: estrógenos, progesterona y testosterona.

La mujer que amamanta, durante los primeros 6 meses está  hormonalmente en una situación parecida a la menopausia. Por eso aparecen signos comunes a la misma, como sequedad vaginal y sofocos de calor.

Causas físicas  y la influencia del parto:

Al factor hormonal se suman otros, como el sueño y el cansancio que suelen tener todas las mujeres ―y también los hombres― que están criando a un bebé.

Cuesta mucho encontrar un momento para las relaciones sexuales, y cuando éste aparece es muy posible que el bebé lo interrumpa con su llanto.

El parto tiene una influencia muy grande en la sexualidad de una mujer. Dar a luz es un suceso muy impactante e intenso. Después de haber tenido sensaciones tan fuertes e intensas en la vagina durante el nacimiento, después de haber sentido en muchos casos un dolor importante durante días o semanas en ella debido a una episiotomía, por ejemplo, es difícil cambiar el “chip” y empezar a pensar que ahora tenemos que sentir placer por esa misma vía.

A menudo, la episiotomía causa dispaurenia (relación sexual dolorosa) a largo plazo.

En estas situaciones, es mejor postponer las relaciones sexuales con penetración. Se puede practicar el sexo sin penetración de forma muy variada, y las caricias cobran especial importancia en esta etapa. Usar un lubricante o aceite vegetal para combatir la sequedad vaginal, tener paciencia, cariño y respeto es lo mejor.

Aquellas mujeres que han tenido un parto natural, poco intervenido y  sin traumatismos vaginales posiblemente no tengan problema alguno para reiniciar relaciones sexuales, y también es posible que su libido no baje tanto.

En todo caso, aunque se siga dando el pecho, alrededor de los 6 meses la prolactina ya no alcanza valores tan altos como en el posparto inmediato, pues la producción de leche deja de ser un fenómeno endocrino (controlado por las hormonas) y se mantiene gracias a la succión y vaciado frecuente de los pechos. Los niveles basales de estrógenos, progesterona y testosterona vuelven a subir, y también la libido empieza a recuperarse.

¿Y la parte emocional?

Después del parto, la madre ha creado un vínculo intenso con el bebé, las endorfinas segregadas a raudales durante el parto han creado una especie de nube de amor en la cual sólo entran el recién nacido y la madre. Casi toda la energía sexual y afectiva de ésta se dirigen hacia el recién nacido en una relación perfecta de amor mutuo.

En el posparto, la mayoría de madres necesita el amor, afectividad y protección por parte de su pareja. Quieren abrazos y palabras de cariño, pero no les apetece practicar el sexo. El padre puede malinterpretar la demanda de cariño con demanda de sexo, y sentirse mal al ser rechazado. La madre puede intentar solucionarlo evitando el contacto físico y no demandando más cariño. El padre puede reaccionar pensando que la culpa es del bebé, pues desde que nació su mujer ya no es la misma, se ha vuelto distante y el bebé la tiene totalmente absorbida.

En estos casos, el posparto se convierte en una auténtica prueba de fuego para la pareja.

Para superarla, es crucial la comunicación. Él debe saber que existen unos factores físicos y emocionales importantes que hacen que su mujer no sienta deseo sexual, pero que le sigue amando y necesitando más que nunca. Y ella debe saber que él quizás se siente solo y excluido de la nube de amor, quiere ayudar y no sabe cómo hacerlo. El padre puede abrazar y dar cariño sin esperar sexo a cambio, y muy posiblemente ello conduzca a mejorar la relación, y por tanto a aumentar el deseo sexual de su mujer.

También es frecuente que las madres lactantes rechacen la estimulación de los pechos durante la relación sexual, es como si quisieran reservarlos sólo para su bebé.

Debido a la oxitocina que la madre segrega durante el orgasmo, algunas mujeres pueden tener un reflejo de eyección con salida de leche.

¿Es normal sentir placer sexual mientras se da el pecho?

Algunas mujeres experimentan placer mientras dan el pecho a sus hijos, lo que puede generarles un gran desconcierto e incluso sentimientos de culpa. El tabú del incesto es muy fuerte, y cualquier sensación sexual directamente relacionada con los hijos se interpreta por lo general como algo que debe reprimirse. Pero no hay que perder de vista que la lactancia, al igual que el embarazo, forma parte del ciclo sexual y reproductivo de las mujeres, y el baile hormonal que se produce cuando el bebé succiona el pezón de su madre bien puede desencadenar sensaciones de placer físico. No es de extrañar que así sea. Al fin y al cabo, la naturaleza siempre se ha asegurado de que todas aquellas actividades que son imprescindibles para el mantenimiento de la vida (comer, reproducirnos, dormir) nos resulten sumamente placenteras. La lactancia no es una excepción, y en condiciones normales amamantar es una experiencia muy agradable para ambos, madre e hijo. Algunas mujeres, además, pueden llegar a experimentar sensaciones más intensas e incluso excitación sexual. Saber que es algo perfectamente normal, aunque no demasiado frecuente, puede ayudar a que disfruten de esos momentos sin temor.

En la edad Media era peor….

En la edad media se consideraba impuro mantener relaciones sexuales con una madre lactante, puesto que se pensaba que el semen podía contaminar la leche. Por ello, los maridos de las clases pudientes pagaban una nodriza. De ese modo, podían tener acceso carnal a su mujer a las pocas semanas del parto y éstas tenían a menudo un hijo cada año durante toda su vida reproductiva.

http://albalactanciamaterna.org/lactancia/lactancia-materna-y-sexualidad

colocacion al pecho…info de la Liga de Leche, España.

Extraido de http://www.laligadelaleche.es/lactancia_materna/colocacion.htm
Colocación al pecho

UNA BUENA COLOCACIÓN FACILITA: Pezones sanos,
Succión eficaz y Bebé satisfecho

1 Sostén al bebé “panza con panza“, de manera que no tenga que girar la cabeza para alcanzar el pezón. Tripa con tripa
Cómo sostener el pecho 2 Sostén el pecho con el pulgar arriba y los dedos por debajo, muy por detrás de la areola. Espera hasta que el bebé abra la boca de par en par. Acerca el bebé al pecho.
3 Asegúrate de que el bebé toma el pezón y gran parte de la areola en la boca. Este bebé mama con la boca abierta y su nariz y mentón están pegados al pecho. Su labio inferior está vuelto hacia abajo. Colocación correcta


COLOCACIÓN INCORRECTA

Colocación incorrectaEvita esta postura. Este bebé chupa sólo el pezón y mama con la boca poco abierta. Su nariz no roza el pecho.
Una colocación incorrecta contribuye a la aparición de problemas con la lactancia:
Pezones doloridos y agrietados
Pechos duros y doloridos
Producción de leche insuficiente

la fórmula y la leche humana, NO se parecen…Dr Jack Newman.

 El Dr. Jack Newman está cansado de que se diga que la fórmula y la leche humana se parecen, NO se parecen

Por Dr. Jack Newman
traducido por Ana Charfén IBCLC (el articulo esta en el blog http://cozybebe.blogspot.mx, Lactancia Materna y Crianza Respetuosa y con Apego de  Ana Charfén, IBCLC.)

Estoy cansado de escuchar “Mis hijos no fueron amamantados y  están bien”. Es cierto que podría ser. Por suerte, los seres humanos son muy adaptables, a diferencia de otros mamíferos. Un potro que no recibe calostro de su madre va a morir de infección porque los caballos, a diferencia de los humanos, no tienen anticuerpos a través de la placenta durante el embarazo y por lo tanto necesitan el calostro para protegerlos de las bacterias y los virus. Muchos bebés humanos no reciben el calostro de su madre y si toman fórmula en su lugar y sobreviven. Esto no quiere decir que no tiene importancia.
Se dice que el 75% de todos los niños tendrán al menos una infección de oído antes de los tres años de edad. Los pediatras lo considerarían normal. Pero no lo es. Hay pruebas de que la lactancia materna protege contra infecciones de oído, aunque, por supuesto, no al 100%. No hay tal cosa como el 100% de protección. Las infecciones del oído causan mucho sufrimiento tanto para el niño que la padece como para los padres que cuidan del niño. A veces hay efectos a largo plazo, tales como infecciones recurrentes o crónicas que interfieren con la audición y que requiere cirugía. La mayoría de los padres aún diría “mi hijo está bien” siempre y cuando el niño no tiene lo que el padre considera una enfermedad grave, crónica como la diabetes.
Es importante no olvidar que las fórmulas de hoy se supone que son muy superiores a lo que alguien de 30 años o mayores de 60 años habrían tenido como su alimentación siendo bebés (según las empresas de mercadeo de las fórmulas). Cuando estaba en la escuela de medicina, las fórmulas comerciales estaban disponibles, pero la mayoría de la gente no las usabamos, probablemente debido a que hacer nuestra propia fórmula era mucho menos caro pero “igual de bueno”. Estas fórmulas  hechas en casa solían utilizar fórmulas de leche homogeneizada o leche evaporada, además de añadir más agua y jarabe de maíz. Estas se considerabanr en su momento de ser “tan bueno como la lactancia materna”. Y sin embargo, todo el mundo hoy en día, incluso los que dicen que la lactancia materna no es el mejor, estaría de acuerdo en que la leche de vaca, más agua, más jarabe de maíz no es tan buena como las fórmulas de hoy. En otras palabras, las madres dijeron tonterías y disparates a menudo porque vino de un pediatra, las madres, naturalmente, lo creían porque los pediatras “saben” sobre la alimentación infantil, “que es su especialidad”.
Pero veamos un poco más con respecto a la fórmula. Cada pocos años, las fórmulas se “mejoran”. La mejora comercializable más reciente ha sido la adición de cadena larga de ácidos grasos poliinsaturados (DHA y ARA) a la fórmula. Esta “mejora”, acompañada de una gran campaña engañosa y desvergonzada, se supone que dan lugar a que el bebé sea más inteligente y vea mejor. ¿Es así? No lo sé. Los estudios no financiados por las compañías de fórmula dicen que no. Pero digamos que el DHA y ARA, de hecho, hacen que el bebé sea más inteligente y mejoran su visión. ¿No significa eso que hasta principios de la década de 2000, cuando el DHA y el ARA se añadieron a las fórmulas, todos los bebés alimentados con fórmula fueron alimentados con leche que interfiere con el desarrollo intelectual? “Fórmulas nuevas y mejoradas” salen de vez en cuando. En la década de 1970, la taurina (un aminoácido presente en la leche materna) se añadió a fin de que la visión de los bebés fuera mejor. ¿Y antes de la década de 1970 cuando los bebés no recibieron taurina? En la década de 1990, los bebés ahora pueden obtener fórmulas con nucleótidos que se supone sirven para aumentar la inmunidad. Pero ¿qué pasa con los bebés alimentados artificialmente antes de la década de 1990? No obtuvieron nucleótidos. La cuestión se reduce a: ¿son estas adiciones importantes para la salud del bebé o no? Si no, nos están vendiendo un proyecto de ley de bienes. Si es así, nos han puesto en peligro la salud de cientos de millones de bebés. Y lo siguen haciendo, porque en la fórmula siguen faltando elementos importantes para proteger y mantener la salud de su bebé. Espere a que, en los próximos años, algo presente en la leche materna se añadirán a las fórmulas que siempre ha estado fuera de ellos y una nueva campaña de marketing intentará convencer a millones de padres (y pediatras) que esta nueva fórmula es mejor que los anteriores y aún más cerca a la leche materna.

29 de junio..dia mundial por un SUEÑO FELIZ…

Método Estivill: Incompatible con la lactancia materna

http://mairelactancia.wordpress.com/2012/06/29/metodo-estivill-incompatible-con-la-lactancia-materna/

Hoy 29 de junio de 2012 se celebra el primer Día Mundial del Sueño Feliz. Esta es una iniciativa surgida de la “blogosfera” maternal y paternal y secundada por miles de padres y madres a través de las redes sociales con el objetivo de reflexionar sobre las consecuencias de aplicar métodos conductistas de aprendizaje al sueño de los bebés, bajo el lema “Desmontando a Estivill”, autor de uno de los métodos más populares en España, basado a su vez en el método del Dr. Ferber.

De las posibles consecuencias de aplicar el controvertido método para hacer dormir a los niños, hay una que nos preocupa como asociación prolactancia, y es su incompatibilidad con la lactancia materna a demanda, y por tanto, sus consecuencias a la hora de prolongar la lactancia en el tiempo (recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementada con otros alimentos como mínimo hasta los dos años).

Esta afirmación está fundamentada tanto en los aspectos fisiológicos (mecanismos de producción de la leche materna), como en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEPED) basadas en la evidencia científica, y el sentido común.

  1. La OMS recomienda que la lactancia debe hacerse “a demanda”, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche.

  2. Entre las recomendaciones de la AEPED encontramos que:

    “El sueño del bebé es un tema de preocupación para los padres y a menudo para toda la familia. Los bebés necesitan un contacto estrecho, fundamentalmente con su madre, durante los primeros años de la vida (en especial durante los primeros meses) y sus ritmos de sueño son diferentes a los del adulto. Está demostrado que a lo largo del primer año, los padres y madres de lactantes amamantados duermen más tiempo en total. Además, las hormonas que aseguran la lactancia procuran un sueño más profundo y reparador a la madre que amamanta (…) La decisión sobre dónde duerme el bebé, deben adoptarla el padre y la madre de mutuo acuerdo, bien asesorados y sin presiones. Es importante que el recién nacido se mantenga en la misma habitación que los padres durante todo el primer año, pudiendo optar porque duerma en una cuna convencional, en una cuna tipo “sidecar” (adosado a la cama de los padres) o en la misma cama de sus padres (colecho).”

  3. PilarMartínez (farmacéutica, asesora de lactancia y autora de “Los 5 Pasos para Tener Éxito en tu Lactancia Materna”) escribe:

    “La leche materna cambia su composición durante el día y casualmente a las 4 de la mañana alcanza su pico en niveles de triptófano y melatonina. El triptófano es una sustancia que ayuda a conciliar el sueño y la melatonina induce tanto el sueño que incluso hay medicamentos elaborados con este principio activo para administrar a los niños que ‘no duermen bien’. Este sistema en el que se van variando las cantidades de estos compuestos en la leche materna, es lo que ayuda al bebé a ir madurando sus ritmos circadianos, y así progresivamente llegar a los que tendrá de adulto.”

    “La proximidad del bebé hace que la mamá produzca más leche y favorece que el bebé mame más veces tanto de día como de noche, evitando así hipoglucemias. La prolactina, que se encarga también de la producción de leche, tiene su pico entre las 2 y las 6 de la mañana, por lo que las tomas que se produzcan entre estas horas, ayudan a producir la leche necesaria para el día siguiente.”

  4. La asociación inglesa prolactancia ABM (Association of Breastfeeding Mothers) responde así a la pregunta “¿cómo deben ser las tomas nocturnas?”

    “Casi todos los bebés se despiertan durante la noche para mamar. El estómago de un bebé no puede contener grandes cantidades de leche y, como la leche materna es muy fácil de digerir (se digiere en 90 minutos), tu bebé te pedirá que lo amamantes con frecuencia. Las tomas nocturnas ayudan a aumentar tu producción de leche y evitar la congestión de pechos. Las tomas nocturnas suelen continuar durante algún tiempo: no hay una edad fija en la que un bebé amamantado quiera dejar de mamar durante la noche. Cada bebé es único, con sus necesidades individuales.”

Si por un lado tenemos a los grandes organismos de salud y expertos que indican:

  • que la lactancia funciona cuando es a demanda (y esto se aplica tanto de día como de noche);

  • que el bebé necesita de un contacto estrecho con sus padres durante los primeros años de su vida;

  • que la producción de la prolactina (hormona encargada a su vez de de la producción de la leche) se incrementa por la noche y que la succión nocturna es realizada por los bebés para asegurar la producción de leche;

  • que los despertares frecuentes de los bebés alimentados al pecho son completamente normales, y que la naturaleza lo “compensa” haciendo que la leche materna contenga sustancias favorecedoras del sueño para que vuelvan a dormir rápidamente…

Y por otro lado el método de Estivill recomienda que durante la noche, y para que el niño aprenda a dormir solo:

  • el niño duerma en una habitación distinta a la de los padres a partir de los 3 meses;

  • se reemplace en la habitación del niño la figura de los padres por un muñeco u otro objeto querido por el niño;

  • se ignoren las protestas o el llanto del niño y se acuda a su habitación atendiendo a una tabla de tiempos;

  • se evite el contacto físico con el niño (tocarle, besarle, mecerle, etc.) para consolarle…

…que cada cual saque sus propias conclusiones.

http://mairelactancia.wordpress.com/2012/06/29/metodo-estivill-incompatible-con-la-lactancia-materna/

EL MUNDO DE ARIADNA: Puerperio y lactancia materna: recuperar el tempo de la maternidad

EL MUNDO DE ARIADNA: Puerperio y lactancia materna: recuperar el tempo de la maternidad.

¡Hola mundo!

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado por Matt Daigle, artista y padre, para un concurso y  firmó un contrato en 2006 para hacer el símbolo parte del dominio público.El símbolo fue diseñado como otros símbolos tipo AIGA vistos comunmente en lugares públicos. Estos símbolos deben ser diseñados con cuidado porque tienen que ser entendidos con un simple vistazo sin explicación escrita sobre su significado.

Símbolo Internacional de Lactancia

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado específicamente para enfrentar el problema de no tener un símbolo de lactancia universalmente aceptado para indicar que amamantar es aceptable en lugares públicos. Muchas veces, cuartos designados para amamantar en lugares públicos llevan el símbolo de biberón en vez de la imagen de una madre amamantando a su hijo. Antes de la creación del nuevo Símbolo Internacional de la Lactancia, varias madres lactantes sintieron que el símbolo del biberón no era apropiado para designar un cuarto de amamantar.

Si deseas ampliar informacion sobre el simbolo, ingresa en su sitio web : http://www.breastfeedingsymbol.org/

 

Tomado de wikipedia